El vino según la comida

     
    Quien aprecie una buena comida no puede dejar de acompañarla con un buen vino. Los dos son el matrimonio perfecto de la gastronomía.

    Elegir el vino apropiado para cada plato es una tarea difícil, aún para los grandes conocedores.

    En este aspecto, actualmente se dice que se deben unir sabores con colores.
    Es decir, ningún sabor (del vino o de la comida) debe tapar al otro.
    Sabores delicados deben ser acompañados por bebidas de iguales características y así equilibrar el encuentro. Nadie compite y los dos se destacan por igual.

    Para ayudarle en esta difícil tarea del maridaje, le mostramos una pequeña guía a tener en cuenta:

    - Vinos dulces, moscatel o cava: Se suelen usar para acompañar quesos fuertes, dulces, como aperitivo o para después de comer. No son aptos para acompañar un asado...
    Se puede servir ligeramente fresquito si son blancos o a temperatura ambiente si son tintos.
     
    - Vino Tinto: Normalmente se sacan con las carnes rojas o los asados.
    Elegir uno u otro dependerá de la variedad de uva que se utilice en su elaboración.
    Cuanto más fuerte sea la carne, más fuerte deberá ser el vino elegido.
    Por ejemplo, con las carnes como el buey, la ternera, etc, se deben buscar un caldo bien elaborado, robusto, potente y con concentración.
     
    Para una carne al horno o condimentada, un vino tinto con crianza en barrica prolongada.
    Las carnes de ave como el pollo, el pavo o la codorniz, se pueden acompañar con un tinto no demasiado robusto pero con suficiente cuerpo y aroma frutal.
     
    Cabe destacar, que un buen tinto joven o de crianza en barrica también puede ir muy bien con la pasta.
    En relación al pescado, no es el tipo de vino más utilizado con este plato, pero puede mediar bien siempre que sea un tinto suave que no reste sabor.
     
    - Vino blanco: Para el marisco y en general el pescado.
    En general, aconsejan con el pescado un blanco fermentado en barrica como un Sauvignon Blanc o un Chardonnay, más aún si se trata de un pescado con sabor fuerte.

    Para el marisco, lo que mejor complementa es un vino blanco joven.

    Con las carnes blancas (aves), se puede elegir un vino blanco joven, con frescura, cuerpo, aromas críticos y adecuada acidez no fermentado en barrida, como un Chardonnay.
     
    - Vino rosado: Complemento ideal de ensaladas, caldos, arroces, cremas y pastas. También se puede encontrar con algunos pescados y carnes de sabor suave.
    Se debe servir fresco.
    Búsqueda
    1.  
    Búsqueda avanzada
    Bodegas
    Ver todas las bodegas
    Variedad de Uva
    Atención al cliente
    96 546 08 56
    HORARIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE:

    Mañanas 10:00 a 14:00

    Tardes 16:30 a 20:30
    • Vinos de Alicante. Denominación de origen.

    Ocultar este mensajeAtención: utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y, así, mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.